Cuidados de personas mayores para tener una vida mejor

Los cuidados de personas mayores son una labor imprescindible en la sociedad, cuestión que nadie discute. Cuando hablamos de la tercera edad hablamos de experiencias con lecciones de vida, capaces de transmitir sus aprendizajes y enseñanzas vitales.

Las personas cuidamos de personas, esta tarea es en sí misma de una gran responsabilidad, más aún si se trata de cuidar a personas con limitaciones funcionales que originan cierto grado de dependencia, ayuda en diferente grado para las actividades de la vida diaria. Confiar esta labor en profesionales significa que nuestros mayores tengan una mejor calidad de vida, así como la seguridad y tranquilidad de los familiares.

Responsabilidad, cariño y paciencia, son características fundamentales de un cuidador, cualidades con el mismo nivel de importancia que la calidad de los espacios.

Junto a un adulto mayor, encontramos asociada cierta situación de vulnerabilidad, es por ello que el objetivo y trabajo diario se basa en alcanzar el bienestar físico, psíquico y social de cada una de las personas a las que se cuida.

Cuidados de personas mayores imprescindibles en el día a día

Para cuidar a una persona mayor, el primer requisito es conocer sus verdaderas necesidades. Esto permitirá adaptar los recursos para atenderle de forma más efectiva. Para llegar a conocer esas necesidades, contamos con un equipo multidisciplinar formado por las distintas áreas de geriatría y el equipo de atención directa, el cuidador.

El tipo de dependencia física, psíquica, sensorial o mixta nos marca los cuidados diarios. Por eso, vamos a enumerar algunos de los cuidados de personas mayores que pueden volverse imprescindibles en su día a día:

  • vestirse y asearse
  • alimentación adecuada
  • administración de medicamentos
  • salidas seguras a la calle
  • actividad física
  • actividad mental
  • asistencia sanitaria (puntual o regular)
  • rehabilitación de procesos agudos o crónicos
  • mantener las relaciones sociales

Una buena atención individualizada sirve para mejorar la calidad de vida del mayor. Cumplir años con salud es un deseo común de todos, pero el envejecimiento (con sus correspondientes cambios fisiológicos y la enfermedad) provoca la necesidad de ayuda de terceras personas en muchos casos.

En la última etapa de la vida es fundamental que la atención sea aún más precisa, con mayor rigor y profesionalidad, pues es ahora cuando más hace falta.

Los cuidados en las residencias de personas mayores

Cuando una persona mayor decide buscar una residencia para ancianos, como el Centro Gerontológico de Burgos, tiene que conocer los cuidados en conjunto con los servicios que van a garantizar su calidad de vida en la medida que marca la situación individual de cada persona.

Vivir en un lugar como el Centro Gerontológico ayuda a mantener las relaciones sociales con otras personas de su edad. Esta cuestión es fundamental, pues convivir con personas de tu misma generación ayuda a compartir experiencias y sentimientos. Se sienten acompañados todo el tiempo.

Otro punto fuerte de la residencia para mayores son las instalaciones; más adaptadas y con más medios que los que lógicamente nos encontramos en un hogar. Barras en pasillos, baños adaptados, espacios amplios y libres de barreras arquitectónicas. En conclusión: facilidad de movimientos fomentado la autonomía y reduciendo riesgos de caídas, golpes u otros daños.

Cuando se pasa a vivir a una residencia, no es sinónimo de olvido de las familias. Incluso podríamos afirmar que la relación entre familiar y residente se intensifica, ya que se fomentan las visitas, participación en actividades, encuentros intergeneracionales, contacto de los profesionales del centro con la familia para conocer la evolución de la persona y necesidades de cuidados por parte del área sanitaria, emitiendo informes que reflejan las necesidades a lo largo del tiempo.

La residencia permite una vigilancia tanto diurna como nocturna. Siempre hay un profesional cerca para cualquier necesidad que surja. Esto permite reaccionar de forma rápida.

Podemos prestarte ayuda y asesoramiento en el 947 257 940 y te invitamos a visitar nuestra página web www.gerontológicodeburgos.com